Acto académico de imposición de becas a los alumnos de 1º de Bachillerato

Los alumnos de Primero de Bachillerato del Colegio CEU San Pablo Claudio Coello recibieron el pasado 15 de diciembre sus becas colegiales, símbolo de bienvenida al  Colegio. La ceremonia, que se inauguró en el Salón de Actos de la Universidad San Pablo CEU de Madrid con la invocación al Espíritu Santo mediante el himno Veni Creator Spiritus, transcurrió con gran solemnidad académica, pero también con la cercanía y el cariño que caracterizan tradicionalmente a esta especial bienvenida al mundo preuniversitario.

imposición de becas a los alumnos de 1º

Con la asistencia de Luis Martínez Abarca, director del Área de Colegios, y de tutores, profesores, padres y familiares del alumnado, inauguró el acto la directora del colegio, Yolanda Lillo Díaz, quien destacó como protagonistas del evento a los alumnos y su creatividad. La directora expresó a los estudiantes su deseo de verlos “con fuerza y valor para elegir qué carrera universitaria estudiar al concluir sus estudio en el colegio, así como para lograr un desarrollo profesional comprometido con la sociedad y con los menos favorecidos”.

El CEU, la mejor etiqueta

Por su parte, Miguel Ángel Segarra Recacha, coordinador de 1º de Bachillerato, deleitó a los asistentes con un discurso en el que equiparó a las sucesivas generaciones de alumnos del CEU con las cosechas de buen vino. Destacando de la cosecha del 2001, año del nacimiento de los alumnos protagonista del acto, que los expertos la señalaron especialmente porque “fue una añada famosa, fruto de un año caluroso y, por lo tanto, rica en azúcar y, como consecuencia, en grado y en valor… Pues tenían razón, porque ustedes son cordiales, correctos, educados y tienen un gran potencial, que nos corresponde aprovechar y ayudar a desarrollar, y para ello están aquí”.

El discurso de Segarra, que se desarrolló con varias referencias enológicas referidas a la evolución académica y personal de los estudiantes, concluyó con estas palabras: “El envase lo ponen ustedes con su pulcritud, puntualidad, buenas maneras, caligrafía, cortesía, cordialidad, en fin, esas virtudes que hacen que cualquier actividad académica o extra-académica sea agotadora pero feliz. La etiqueta ya la tienen: CEU San Pablo de Claudio Coello, mantengan la fama de estas añejas, tradicionales y a la vez innovadoras bodegas, por favor. Por último, deseo que cuando alguien pruebe su valía, tras haber permanecido dos años de crianza con nosotros pueda emplear esos términos que definen la calidad de algunos buenos caldos: buena estructura, amplio, robusto, con personalidad, y bastante equilibrado. Sin duda un vino que ganará con el tiempo. ¡Viva la cosecha del 2001! Probablemente, la mejor cosecha del siglo”.

Seguidamente, se impusieron las becas a unos alumnos ilusionados por disfrutar de tan emotivo momento. A continuación, los alumnos Santiago Delclaux Domecq y Ana Páramo Ruiz de Azúa ofrecieron al alimón un discurso brillante en el que expresaron su deseo de “mejorar, no sólo como estudiantes sino también como personas”. Y finalizaron: “Nos queda mucho CEU por delante”.

Cerró el acto Luis Martínez-Abarca Lorán, quien hizo hincapié en la necesidad de formar a los estudiantes como personas capaces de construir un futuro mejor para la sociedad, con capacidad para pensar con una mirada católica y actuar para transformar el mundo desde la ética. El acto concluyó con todos los alumnos e invitados entonando el Gaudeamus Igitur.

imposición de becas a los alumnos de 1º

imposición de becas a los alumnos de 1º

imposición de becas a los alumnos de 1º

imposición de becas a los alumnos de 1º

imposición de becas a los alumnos de 1º

imposición de becas a los alumnos de 1º

Más fotos del acto en nuestra página de Facebook: FOTOS

Comments are closed.