Cinco beneficios del aprendizaje basado en el emprendimiento

La palabra emprendimiento está presente en las noticias, en los premios, en los talleres…, pero ¿de qué se trata realmente y por qué es tan importante?

En el CEU creemos que nuestros alumnos necesitan herramientas fundamentales para la vida que vayan más allá del estudio, de los conocimientos académicos… logrando que sean capaces de enfrentar el mundo actual y sortear sus dificultades con éxito. El aprendizaje basado en el emprendimiento es una buena forma de hacerlo.

aprendizaje en base al emprendimiento

Cinco beneficios del aprendizaje basado en el emprendimiento

  1. Aprendemos a generar proyectos

El emprendimiento es mucho más que manejar un trabajo propio. En el CEU, lo concebimos como una forma de participar en la generación de proyectos, validarlos y ponerlos en marcha. De esta manera, los jóvenes pueden involucrarse en la toma de decisiones o aprender por sí mismos a través del método de prueba y error, contribuyendo a una adecuada organización y gestión del tiempo. Se trata de un proceso continuo que permite lograr mejores resultados a medida que acumulamos más experiencias. Al salir del colegio, estamos seguros de que nuestros estudiantes contarán con las herramientas necesarias para formular proyectos e iniciativas que sean de su interés.

  1. Obtenemos nuevos valores y toleramos mejor la frustración

A través del aprendizaje en base al emprendimiento, los jóvenes pueden conocer la realidad económica y social de su entorno, favoreciendo el afianzamiento de valores fundamentales como la solidaridad o la búsqueda del bien común. También son capaces de generar una mayor tolerancia a la frustración, ya que, tal y como decía el físico Albert Einstein, una persona que nunca cometió un error, “nunca intentó algo nuevo”. Los emprendedores son personas que tienen el don de ver oportunidades donde otros no lo hacen, toman riesgos sin miedo y no temen equivocarse, ya que confían en la capacidad de aprendizaje como base del éxito. El error lo conciben como parte del proceso para llegar a los resultados esperados.

  1. Estamos mejor preparados para enfrentar el mundo

El mundo actual, en constante cambio, requiere profesionales que estén preparados para hacerse cargo de los nuevos desafíos que este depara de la mano de la globalización. Se espera que en los próximos años el emprendimiento se convierta en el instrumento más efectivo para enfrentar los problemas de este siglo, sorteando los problemas del desempleo y la escasez de talentos. Los expertos enfatizan en la necesidad de contar con pymes que estén a la vanguardia, que innoven en sus procesos, productos y servicios; y eso solo será posible gracias a personas que se motiven a establecer nuevas empresas, que se atrevan a dar ese importante paso. En el CEU somos conscientes de ello. Tenemos la convicción de que un emprendedor no se crea de forma innata o espontánea; sino gracias a la formación conseguida durante su vida.

  1. Adquirimos nuevas competencias lingüísticas y analíticas

A través del aprendizaje en base al emprendimiento, nuestros alumnos se vuelven capaces de mejorar sus competencias lingüísticas y analíticas a través de la conceptualización y exposición de sus ideas, aportando distintos tipos de soluciones a cada una de las iniciativas que formulan. Cuando se exponen proyectos frente a más personas, se aplican al mismo tiempo las cuatro habilidades lingüísticas: escuchar, hablar, leer y escribir, gracias a que se interconectan todas ellas. El dominio de dichas habilidades ayuda a potenciar el desarrollo personal y profesional. No solo para emprender, sino para cualquier meta que una persona se proponga en la vida.

  1. Trabajamos la creatividad… y salimos de la zona de confort

En el aula, trabajamos día a día con nuestros estudiantes para entrenar su creatividad, de manera que puedan salir de su zona de confort y diseñar ideas empresariales innovadoras. Se abordan distintos proyectos, muchas veces relacionados con su línea académica y otras, en base a sus propios gustos e intereses. Estamos seguros de que al adquirir nuevas herramientas de emprendimiento, los futuros empleadores valorarán sus capacidades y habilidades. Cada día más, las empresas buscan personas con espíritu emprendedor, con capacidad para realizar un esfuerzo adicional por alcanzar una meta u objetivo.

Comments are closed.